Destinos imperdibles de la Sierra Poblana para celebrar la Independencia de México

El verano ha llegado a su fin, y el último cuatrimestre del año está en puerta lleno de oportunidades para escaparse de fin de semana o de puente para recargar energías y enfrentar el último jalón del año. Una excelente oportunidad son las fiestas patrias; y qué mejor que hacerlo en un destino sumamente tradicional que te conecta con nuestras raíces, con encanto en sus calles empedradas, techos de teja y vistas que dejan sin habla como Jonotla; un paraíso suspendido en las montañas de la sierra poblana y donde el tiempo pareciera haberse detenido para regalar a quien le visita un verdadero respiro y descanso de su día a día.

En este mágico destino considerado como la Joya Secreta del Estado de Puebla se encuentra un hotel ecoturístico    que te muestra una mirada a los mejores lugares de la zona y una de las mejores celebraciones del día de Independencia para que grites ¡Viva México! Sintiéndolo en  la piel. Descubre como quedándote con nosotros.

Relájate en medio de la majestuosa naturaleza de Jonotla

Una de las bondades de este poblado es su localización geográfica, rodeada de verdes paisajes con infinidad de montañas, neblina que baja a saludar al pueblo y un encanto peculiar que despiertan el orgullo mexicano; y es que Jonotla lo tiene todo, naturaleza, tradición y fe convirtiéndolo en un destino único e inigualable con servicios exclusivos como en el hotel spa en Puebla La Casona de Don Porfirio lugar donde encontrarás todo lo necesario para hacer de tu estancia algo para recordar; desde tratamientos de belleza y relajantes hasta veladas memorables con música tradicional en vivo, juegos, gastronomía típica regional y un amplia variedad de licores artesanales o comerciales como el tequila para sentir con todo orgullo el ser mexicanos.

Otra de las actividades icónicas que ofrece este destino es el Taller de Globos de Cantoya; aprende a hacer tu propio globo de cantoya en compañía de la gente especial para ti, pidan su deseo y observa cómo se eleva sobre el verdor de nuestros paisajes.

En La Casona de Don Porfirio tenemos experiencias que te dan una mirada de la belleza y el folklor de este pueblo con encanto propio como: el Santuario de la Virgen del Peñon, panadería tradicional con horno de leña, dulcería típica y vinatería regional sin dejar a un lado el mirador de 360° considerado el balcón de la sierra desde el cual eres capaz de divisar poblados como Cuetzalan y las torres petroleras de Poza Rica.

Siendo un poblado con un clima cálido-tropical, puedes disfrutar de sus cascadas, ríos y pozas refrescándote en sus aguas cristalinas no sin antes explorar las múltiples grutas con manantiales subterráneos, en definitiva un paisaje difícil de olvidar, más si lo haces con un picnic a orilla del rio y el servicio personalizado de alta calidad que caracteriza a La Casona de Don Porfirio.

Quedarás impresionado con la cultura cafetalera de la zona

La sierra nororiental, donde se encuentra Jonotla,  ha preservado sus tradiciones indígenas y ha logrado mantener su colorido entre montañas verdiazules, ríos y abundantes caídas de agua albergando el corazón de la cultura cafetalera de la sierra poblana y algunos de los pueblos mágicos más encantadores del estado. En esta zona puedes encontrar aún una forma de vida basada en los usos y costumbres de nuestros antepasados haciendo normal el uso del náhuatl como medio de comunicación, vestimenta típica y cocina tradicional.

Aquí podrás disfrutar de uno de los cafés más aromáticos del país, pues está más que comprobado que el grano que se cultiva en esta región es uno de los mejores de México ocupando el tercer lugar en cuanto a calidad, sabor y aroma refiere.

¿Te atreves a pasar un 15 de septiembre distinto? En La Casona de Don Porfirio hacemos posible que te desconectes del bullicio de la ciudad y de las aglomeraciones  disfrutando  del escape que te mereces, es por ello que te invitamos a que reserves con nosotros, escribiéndonos a través de nuestro chat en línea, redes sociales y what’s app.