Disfruten de estos 4 platillos poblanos que harán saltar sus paladares

Aventurarse en los lugares turísticos de Puebla también implica disfrutar de la gastronomía típica, ya que degustar nuevos sabores es uno de los grandes placeres de viajar. La vida culinaria de este estado tiene mucho para ofrecer y son miles los viajeros que, cada año, se pierden entre sus calles, buscando probar lo más autóctono, lo que también hace que se marchen con algunos kilos extra de felicidad.

Si vistan nuestro hotel boutique “La Casona de Don Porfirio” hotel ecoturístico, no pueden dejar de gozar de la gastronomía poblana; esta región mexicana ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, lo que también aplica a sus platillos, que cuentan con influencia española, árabe, del lejano oriente, pero también de sus pueblos indígenas. Es por ello que a continuación les presentamos algunos de las comidas tradicionales.

  1. Chiles en nogada. ¿Están listos para chuparse los dedos? Preparen servilletas de tela o pañitos húmedos, porque esto se va a poner bueno. Este platillo es imperdible de la comida típica del estado, un plato de temporada que comienza a servirse en julio y sigue degustándose hasta septiembre. Es un chile poblano relleno de carne y frutas, las cuales varían, pero siempre debe incluir acitrón. El chile es capeado y cubierto con una crema de nuez de castilla, llamada nogada, así como con perejil y granada. ¡La joya de la cocina de Puebla!
  2. Mole poblano. Otro de los platillos que provoca que se les haga agua la boca es el mole típico de Puebla, que ha alcanzado fama internacional. Se caracteriza por su gran cantidad de ingredientes, entre los que destacan el chocolate, chiles mulato, ancho, pasilla y chipotle, así como almendras, nueces, plátano, pasas, clavo, canela, perejil, tomate, cebolla, ajo y tortillas. Y aunque su proceso de elaboración no es sencillo, el sabor hace que valga la pena el esfuerzo.
  3. Uno de los grandes placeres o atracciones en Puebla es visitar los rincones de sus pueblos y probar la comida callejera, lo típico, que emana sabores y aromas que hechizan los sentidos. Los molotes son un antojito poblano que ustedes no se pueden perder, sus rellenos son guisos como tinga quesillo o champiñones. Suelen bañarse con salsas blancas de ajo o guacamole.
  4. Mole de caderas. Mucha de la comida típica de Puebla es de temporada, al igual que este platillo típico. También conocido como huaxmole, es tradicional de Tehuacán y alrededor de esta comida se lleva a cabo el Festival de la Matanza. Para su preparación se usa la carne y el hueso de las caderas del chivo.

En La Casona de Don Porfirio somos expertos en ofrecerles una atención de calidad para que se creen recuerdos entrañables. Somos uno de los mejores hoteles en Puebla y ofrecemos una variedad de servicios turísticos que ustedes no se pueden perder. Visiten hoy nuestro sitio web para hacer sus reservaciones.