¿Por qué realizar ecoturismo y qué tipos de actividades se pueden llevar a cabo?

El hospedarse en un hotel ecoturístico en la actualidad es cada vez más popular. Esta opción de hospedaje y la modalidad de turismo de naturaleza ha surgido como una alternativa al conocido turismo tradicional o de masas, que puede, a largo plazo, ser un depredador hacia las comunidades o ciudades donde se lleva a cabo.

El ecoturismo tiene sus fundamentos en la ideología del desarrollo sustentable, tanto a nivel local como su impacto a nivel nacional y global. Por lo que tiene como objetivo salvaguardar los recursos naturales, tanto en el presento como para las futuras generaciones, que podrán aprovecharlos. De igual manera, permite un crecimiento social de ciertas regiones, así como su difusión cultural y económica, un gran apoyo a la población local, la cual no se ve beneficiada en el turismo de masas.

Una definición más teórica del ecoturismo se puede encontrar en el sitio de la Secretaría de Turismo, que lo defina como viajes que tienen como fin la realización de actividades recreativas, de apreciación y reconocimiento de la naturaleza, a través de un contacto con ésta. Por lo que el ecoturismo se dirige a las personas que desean disfrutar de la historia natural, los paisajes y participar de manera activa con la conservación medioambiental.

Con base en estas definiciones podemos decir que el ecoturismo se debe desarrollar con base en ciertos valores, que deben ser seguidos por los turistas y la gente, así como los comercios que se involucran en esta práctica, como los hoteles en Puebla. Entre los principales valores que deben contemplarse están:

  • Responsabilidad con el uso y manejo de atractivos turísticos.
  • Respeto de las comunidades locales, tanto en sus tradiciones culturales como en su desarrollo social.
  • Honestidad con el producto para que conserve sus condiciones auténticas mientras se presenta al turista y con el desarrollo de proyectos e infraestructuras.
  • Educativo para que los visitantes adquieran nuevos conocimientos, tanto del lugar que visitan como de la conservación de la naturaleza en general.
  • Interactivo al permitir un contacto directo con los recursos naturales y culturales, sin alterarlos o modificarlos de manera permanente o significativa.
  • Democrático para que los beneficios obtenidos se repartan de manera equitativa entre las comunidades locales.
  • Principales actividades que pueden realizar el turismo ecológico

Existen una gran variedad de actividades que pueden realizar durante el ecoturismo y se adaptan a los gustos y capacidades de todas las personas, sin importar su edad. A continuación, les comentaremos las principales, para que se convenzan de llevar a cabo esta modalidad turística.

Uno de los más populares son los talleres de educación ambiental, que son actividades que tienen como objetivo fomentar la sensibilidad y crear conciencia sobre la importancia de tener un contacto con la naturaleza, el cual no se puede encontrar en las ciudades o en el turismo de masas.

Una segunda actividad es poder observar los ecosistemas, de esta manera podrán conocer sus funciones y el papel que tienen cada organismo dentro de su hábitat; así como los procesos que se llevan a cabo para la generación de vida y autosustentabilidad dentro de los exosistemas.

Una tercera actividad que es cada vez más popular es la observación de flora y fauna. Se llevan a cabo mediante la guía de los locales y permite a los turistas tener la oportunidad de visitar lugares donde estarán en contacto directo con platas y animales exclusivas de las regiones en su entorno natural, sin que existan una alteración de su hábitat y bajo todas las condiciones de seguridad, tanto para el ecosistema como para los ecoturistas.

Una cuarta actividad, que por lo general son fomentadas por un hotel ecoturístico es la observación de fenómenos y atractivos de la naturaleza, que son únicos en ciertas regiones y en determinadas temporadas del año. Esta actividad consiste en visitar lugares donde se pueden predecir fenómenos naturales; como pueden llegar a ser erupciones volcánicas, fenómenos en las mareas, migraciones de ciertas especies, cascadas, auroras boreales, lluvias de estrellas, geiseres, entre muchos otros más.

Una quinta actividad es la observación de fósiles y la geología. Estas actividades se fomentan mucho entre los niños y jóvenes, por lo que suelen ser populares en el turismo escolar. La observación de fósiles tiene como objetivo la búsqueda y el aprendizaje sobre los fósiles en sus ambientes naturales y que se permita su análisis científico y natural; por otro lado, la interacción geológica permite la apreciación de formaciones y el análisis y aprendizaje de sus características que las hacen únicas.

Una sexta actividad que pueden llevar a cabo, sobre todo en los Pueblos Mágicos y zonas menos urbanizadas es la observación sideral. La apreciación de las estrellas a cielo abierto es algo prácticamente imposible en las ciudades, principalmente por el exceso de luz artificial y los altos niveles de contaminación. Pero en los pueblos se trata de una de las actividades más comunes, ya que permite incluso la observación de estrellas, lunas y otros elementos del cosmos a simple vista, aunque siempre es recomendable realizarlo con equipo especializado.

Las últimas actividades que se recomiendan es hacer senderismo interpretativo y expediciones fotográficas. La actividad por excelencia del ecoturismo es el senderismo, una forma de explorar todos los espacios y tener un contacto directo. Deben considerar siempre hacerlo con guías turísticos o en espacios señalizados, de lo contrario puede representar un riesgo, ya que son lugares inexplorados. El senderismo se puede hacer a pie o mediante vehículos no motorizados, como bicicletas o caballos, todo tiene como objetivo incrementar el conocimiento del entorno.

De igual manera, para inmortalizar la expedición pueden capturar todo mediante la fotografía. Estos grandes espacios naturales son ideales para la fotografía. Podrán capturar en imágenes flores y animales únicos, ya sea con un equipo tradicional o uno profesional, por lo que el ecoturismo es la opción ideal para los amantes de la fotografía.

Ahora que ya conocen las principales actividades ecoturísticas que pueden realizar, el mejor lugar para hacer es Puebla y para hospedarse no hay hotel mejor como La Casona de Don Porfirio. Un hotel ecoturístico ubicado en Jonotla, de los pocos llamados “Pueblos con encanto” de Puebla, gracias a su historia, bellezas naturales y deliciosa gastronomía. Los invitamos a visitarnos en sus próximas vacaciones para disfrutar la naturaleza en su máximo esplendor.