Vivan la experiencia del temazcal en La Casona de Don Porfirio

Una de las mejores experiencias de relajación que se pueden vivir en hoteles en Puebla es el temazcal, baño de vapor tradicional de México que las culturas indígenas empleaban desde siglos atrás con fines medicinales. En La Casona de Don Porfirio ustedes podrán encontrar este servicio, y para que conozcan cuáles son sus beneficios y por qué recomendamos a todos nuestros huéspedes a utilizarlo dedicaremos esta publicación en nuestro blog a hablar un poco sobre su historia y los efectos que tiene sobre el cuerpo.

El temazcal, tal como ocurre con la sauna Finlandesa y los baños turcos, es considerado una práctica tradicional, y en la actualidad atrae a una gran cantidad de personas no sólo por las propiedades benéficas que tiene el vapor para la salud, sino por el sentido ritual que gira en torno al temazcal y a lo exótico que resultan los baños de piedra en que se realiza. Este tipo de baños de vapor fueron utilizados por diferentes culturas indígenas establecidas en Mesoamérica, principalmente en el centro de México, quienes al identificar los efectos que el vapor tenía sobre el cuerpo, comenzaron a aplicarlo para el tratamiento de algunos padecimientos. Este conocimiento de la que ahora llamamos medicina tradicional, pasó de generación en generación, y por ello el temazcal ha logrado sobrevivir y se ha convertido en uno de los principales atractivos en hoteles en Puebla.

Los baños en que se hace el temazcal se construyen con piedra y lodo, y de altura no superan el metro y medio. Su forma puede ser cuadrada o circular y dependiendo de si funcionan por calor seco o por calor húmedo tienen ciertas particularidades en su estructura. Los temazcales de calor seco tienen piedras como parte de su estructura, y los de calor húmedo no necesariamente tienen una pared de piedra, pues se introducen piedras calientes para elevar la temperatura al interior del baño.

Básicamente un temazcal se compone de dos partes, la primera es en sí el baño en el que entran las personas y la segunda es una pequeña estructura que se encuentra al exterior en el que se coloca la leña que se utilizará para calentar el interior. Esta pequeña estructura conecta con el interior del baño por un orificio por el que pasa el vapor hacia el temazcal, al frente tiene una tapa que se retira para colocar la leña, pero que debe permanecer cerrada para evitar que el calor se escape. Gracias a que la parte donde se pone la leña está separada del baño por una pared la cantidad de humo que pasa al interior del temazcal es mínima. Sin embargo, el baño en la parte superior cuenta con dos orificios a los que se les conoce como ojos que cumplen la función de ventilar el lugar, de manera que el humo que entre al baño pueda ser expulsado.

El número de personas que pueden tomar el baño de vapor a la vez depende del tamaño del temazcal y tradicionalmente existe la opción de emplear o no plantas medicinales, según se opte por un fin ritual, medicinal o simplemente de relajación. La tradición es seguir un ritual para el que se requiere de un guía, también llamado temazcalero o sudador. La razón por la que se le da este nombre tan peculiar de “sudadero” es que estos baños se reconocen como espacios destinados a sudar para eliminar toxinas y la persona encargada de dirigir el vapor y hacer las preparaciones necesarias para el baño por ende, es quien hará posible que los participantes suden.

El temazcalero prepara el baño y posteriormente los participantes pueden entrar. Se recomienda que no utilicen ningún tipo de prenda y que entren de espaldas, posteriormente se acuestan sobre los petates que cubren el piso y el guía libera el calor de las piedras del temazcal arrojándoles agua. Una vez hecho esto procede a dirigir el calor desde exterior agitando ramas en el aire.

El baño en temazcal puede tener fines rituales, relajantes o terapéuticos y dependiendo de su carácter el temazcalero empleará diferentes prácticas en el hotel spa Puebla, como puede ser entonar cantos mientras agita las ramas con las que guía el vapor y tocar con las ramas los cuerpos de los participantes mientras otra persona aplica masajes o guía ejercicios de meditación. Transcurrido un tiempo, se les indica a los participantes que cambien de posición para que todo el cuerpo sude. Durante este proceso la puerta de entrada se mantiene cerrada, y para finalizar la sesión se tiene que abrir la puerta de entrada para introducir agua caliente con la que se enjuagará el cuerpo.

Como hemos mencionado, se pueden utilizar hierbas medicinales en este tipo de baños y las más empleadas por sus propiedades son la ruda, el romero, la jarilla y la albahaca, mismas que pueden agregarse en infusión al agua caliente con el que se enjuagarán los participantes. Para enjuagarse se emplea una pequeña piedra para retirar la piel muerta y en la primera ronda no se debe mojar la cabeza con el agua caliente. Posteriormente se usa jabón para tallar todo el cuerpo, se enjuaga el cuerpo con agua caliente y de preferencia se utiliza agua fría para la cabeza. Al salir del temazcal, los participantes se tienen que cubrir para reposar durante un rato y si lo desean pueden beber algún té de infusión de hierbas.

El temazcal es sólo una de las numerosas opciones que en el hotel boutique Puebla, La Casona de Don Porfirio ofrecemos a nuestros huéspedes para que disfruten al máximo su estancia en esta hermosa región. Contamos también con un extenso catálogo de masajes con efectos benéficos para la salud, masajes rituales y tratamientos faciales que pueden tomarse de manera individual o en paraje, además de un jacuzzi comunal y la vista más hermosa para alcanzar un estado de bienestar inigualable.

Les recordamos que desde nuestro sitio web pueden comprobar la disponibilidad de habitaciones para alojarse con nosotros y encontrarán todas las amenidades y servicios que ofrecemos para que disfruten nuestras instalaciones y conozcan la belleza natural poblana. En caso de tener alguna duda pueden contactarnos, para nosotros será un placer atenderlos y verán por qué La Casona de Don Porfirio es uno de los mejores hoteles en Puebla.